Presos extorsionaban a modelos WebCam

La Policía Nacional, a través de la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión, capturó a tres integrantes de un grupo criminal

Loading

La Policía Nacional, a través de la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión, capturó a tres integrantes de un grupo criminal que se dedicaba a extorsionar a modelos webcam en redes sociales.
Por otra parte, uno de ellos, conocido con el alias de Santiago, delinquía desde la cárcel de Cómbita, en Boyacá, por lo que se le imputaron cargos relacionados con extorsión.
Según un comunicado del Gaula de la Policía, la banda, conocida como ‘los Cómbita’, creaba perfiles falsos en redes sociales y páginas web con contenido sexual, las cuales eran usadas para solicitar información personal e imágenes íntimas.
También, los delincuentes engañaban a hombres y mujeres que buscaban empleo como modelos webcam y les pedían un ‘casting’ en el que tenían que enviar fotos y videos de índole sexual.
Una vez obtenían el contenido explícito, contactaban a las víctimas y las extorsionaban por medio de mensajes de texto y llamadas intimidantes, en las que exigían sumas de entre dos y tres millones de pesos a cambio de no publicar las imágenes y los videos en redes sociales.
La Policía Nacional, a través de la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión, capturó a tres integrantes de un grupo criminal que se dedicaba a extorsionar a modelos webcam en redes sociales.
Por otra parte, uno de ellos, conocido con el alias de Santiago, delinquía desde la cárcel de Cómbita, en Boyacá, por lo que se le imputaron cargos relacionados con extorsión.
Según un comunicado del Gaula de la Policía, la banda, conocida como ‘los Cómbita’, creaba perfiles falsos en redes sociales y páginas web con contenido sexual, las cuales eran usadas para solicitar información personal e imágenes íntimas.
También, los delincuentes engañaban a hombres y mujeres que buscaban empleo como modelos webcam y les pedían un ‘casting’ en el que tenían que enviar fotos y videos de índole sexual.
Una vez obtenían el contenido explícito, contactaban a las víctimas y las extorsionaban por medio de mensajes de texto y llamadas intimidantes, en las que exigían sumas de entre dos y tres millones de pesos a cambio de no publicar las imágenes y los videos en redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *